25 mayo 2008

Eurovision Party

Este año ha sido diferente.

Este año ha sido en Londres, en casa de mi amigo Fran. Esto es lo único que ha tenido de diferente porque en cuanto a las "sorpresas" de las votaciones no ha habido ninguna diferencia con los últimos años. Quizás se ha notado "sutilmente" menos el apoyo de los paises del este a sus convecinos. Aunque recalco ese "quizás". Las grandes favoritas como Suecia o Islandia han quedado en puestos mediocres y Ucrania y Grecia han quedado en un merecido con interrogantes segundo y tercer puesto. España incomprensiblemente ha tenido puntos... Parece que Europa está más loca de lo que pensabamos todos.

La fiesta muy bien. La mayoría de la gente llegó a mitad del espectáculo o hacia el comienzo de las votaciones. ¿Qué sentido tiene acudir a una fiesta de Eurovision si se llega cuando el espectáculo ya ha comenzado hace rato? Prestamos atención a las canciones con mayor o menor éxito: Islandia, Suecia (en estas dos actuaciones bailamos desenfrenadamente gracias al alcohol y la fuerza de los números), Ucranía... España (todos pendientes del bochornoso ridículo del cómico y las "titiriteras")... En la mesa, albondigas suecas, "peroghi" polaco, salchichas alemanas, houmus griego...
Y llegaron las votaciones. Sin sorpresas excepto por los puntos dados a España. ¿Europa está ciega o borracha a tan temprana hora? (¡¡Eran solo en torno a las 23:30!!).
Resultado: decepción. Un año más, al menos por mi parte. Olvidemonos; dejémoslo atrás, que el año que viene... "el mismo gallo cantará".

1 comentario:

El Sombrerero Loco dijo...

Teniendo en cuenta que por estos lares, a las 6 de la tarde los guiris ya van borrachos, posiblemente fuera ese el motivo de las votaciones tal como tu dices Peter, Europa estaba borracha a las 23.30.
Pero bueno, íbamos ya preparados, almenos en parte ¿no?