12 septiembre 2009

La voz del pueblo


Los personajes publicos, famosillos, celebridades en mayor o menor medida, tienen sus admiradores y detractores. Asi es y asi será siempre. Hay algunos cuyos detractores son más numerosos que los admiradores (Hugo Chavez, Hitler o el dirigente de mi empresa) y otros cuyo caso es el contrario (Lady Di, Barack Obama o Katherine Hepburn). Todo el mundo tiene derecho a opinar y inclinarse de uno u otro lado. Yo en mi caso, me inclino por ser un "no detractor" de la mujer más popular en estos momentos en toda la peninsula: Belen Esteban. Belen, es una chica de barrio, un poco "choni" si, pero buena persona. Todo lo que dice y hace lo hace o por el amor de su hija o porque le sale de lo más dentro (como diria Lola Flores). Es pasional, de caracter, sentimental y esta enferma. A Belen le duele que el padre de su hija haga mas caso a sus otros dos hijos que la suya. Y esto en entendible. Para mi, un padre es buen padre cuando quiere a todos sus hijos por igual y les ofrece la misma educación, las mismas oportunidades y la misma atencion. Y este no es el caso. Jesus Janeiro, por lo tanto, no es un buen padre. Belen Esteban solo habla de su hija, porque quiere que el padre de su hija sea un buen padre. Esto no es delito. Esto no es un crimen. Y esto, no deberia ser "la preocupacion" de un defensor del menor que tendria que ocuparse de otros asuntos mucho mas importantes como la llamada "ley del menor". Al menos, es asi como yo lo veo.


Por lo tanto... arriba La Esteban !!

2 comentarios:

Un cangrejo desde la Luna dijo...

Ay chico... no creo que sea tan buena...

El Sombrerero Loco dijo...

Arriba y que la despeñen...
Habla (y seguro que miente) porque si no se le acaba el chollo, monta estos numeros porque le conviene, sin más. De eso vive y de eso vivirá mientras pueda. Pero estoy de acuerdo en que hay otros temas en los que tendría que meterse el defensor del menor. Pero vamos, que a mi que una tia que cobra 10 millones d pelas por enseñar las tetas en interviu y que luego me vaya de madre coraje... pues no, pues no... pues no me da la gana...