04 octubre 2008

Es Javier Bardem

Hace siete años, llevè a Kylie Minogue y a Jean Claude Van Damme en el aviòn. No juntos sino separados, en dos vuelos diferentes. De Kylie solo recuerdo que volaba a Madrid, que no hablò en todo el trayecto, que era muy guapa sin nada de maquillaje y muy pequeñita. De J.C.V. que volaba a Milàn, que iba con su novia que se habìa operado todo y que tenìa unos brazos enormes. Luego, por circunstancias de la vida, deje de volar.

Tras mi vuelta en 2004 y despues de mas de 4 años volando y no haber visto ningun famoso, (bueno si, a Darek y Anita Obregon), he visto a alguien. Fue ayer en el aeropuerto de camino a trabajar. Me di cuenta porque una mujer de seguridad que estaba en el control de seguridad de la terminal 4 de Barajas, agarraba a otra del brazo y la arrastraba hasta el cristal que separaba el antes de los rayos X con el despues. "Mira, mira. Es Javier Bardem". La decìa. A la pobre mujer arrastrada por su compañera, no le quedò otra que mirar y exclamar un poco emocionada: "Es verdad". Y la "cazadora" del famoso golpeò el cristal como para atraer la atenciòn del oscarizado actor. Un comportamiento un poco "de pueblo" pienso yo para dos trabajadoras de seguridad de un aeropuerto por donde deben pasar màs de unos cuantos famosos. Y que me perdonen los de pueblo. Alli estaba pasando los controles de seguridad con unos vaqueros desgastados, una camiseta gris y una cazadora. Una vez "cacheado" se parò en una mesa de estas auxiliar que tienen para que te "recompongas" una vez pasados los controles, y se puso su gorra de beisbol negra.Fuimos juntos todo el camino hasta la terminal satelite, bueno el venìa detras mio. Se notaba a la gente que lo miraba y susurraba. Al fin y al cabo, no te encuentras con alguien que ha recibido un Oscar todos los dias... Montamos en el tren que te lleva de una terminal a otra y al llegar me dirigì a las pantallas a comprobar de la puerta que salìa mi vuelo. El miro a un lado y a otro como buscando alguna indicaciòn que le dijera a donde debia dirigirse y yo me encamine a mi puerta perdiendolo de vista.
No estaba en el vuelo aquella vez que según rumores llevamos a Kate Moss en "business" y a su madre en "turista". No estaba cuando llevamos a David y Victoria Beckham o ni siquiera aquella vez que llevamos a Carlos de Inglaterra y a Camila pero si estuve cuando Javier Bardem se encontraba pasando el control de seguridad hace apenas unos días. Y era el, Javier Bardem.

Peter

2 comentarios:

Nils dijo...

es cierto, no entiendo a esas empleadas. es raro ir a Barajas y no ver a nadie conocido.

El Sombrerero Loco dijo...

Odio a Bardem, con todas mis fuerzas, le odio tanto, me parece tan prepotente y narcisista que cuando sale en la tele tengo que cambiar.
Besos!