05 diciembre 2008

Juez Calamita, el juez homófobo

Calamita dice que si le condenan será por "Cristinafobia". Ya, y yo soy George Clooney.
Me asombra la pasmosa "jeta" que tienen algunos encargados de regular la justicia de este país. No sólo no se encargan de aplicar todo el peso de la justicia que practican en criminales que realmente dañan la sociedad como terroristas o maltratadores sino que además hacen gala de una hipocresía mayúscula cuando se les imputa por tomarse la justicia por su mano en otros asuntos "menos triviales".

Fernado Ferrín Calamita no solo no autorizó la adopción de una niña por la esposa de su madre biológica sino que además se creyó Dios y pretendió cuestionar las facultades psicológicas de la madre natural. Increible. Aún asi y después de hacer "sufrir" y complicar la vida de dos mujeres que solo querían querer a una niña con plenos derechos a ello, el tal juez se permite el lujo de "ir de víctima" cuando se le está juzgando.
A las madres, Vanesa y Susana nunca se las vió ni se las oyó ir de víctimas cuando les estaban negando unos derechos que tenían por naturaleza y por ley.

Calamita se ha permitido el derecho de decir que si le privan de su trabajo será por "cristianofobia". No, señor Calamita. Perdone que le corrija. Si le privan de su trabajo será por "HOMOFOBIA". Porque si el caso hubiera sido el de una pareja heterosexual, usted no hubiera dudado por un momento otorgarle los derechos al conyuge de la madre de la niña. Aunque este la fuera a "matar a palos".
Triste, muy triste es el caso del señor Calamita. "Mi única intención fue garantizar lo mejor para la niña, espero que sea feliz, que crezca con el cariño de Vanesa y Susana y que la adopción haya sido la mejor opción". Por supuesto que ha sido la mejor opción señor juez. Lo que no ha sido la mejor opción es hacer sufrir a sus dos madres, denegar derechos que corresponden a dos seres humanos, y tratar a estas como si fueran ciudadanas de segunda en espera de un examen psicológico que las confirme como tal.

Con la indignación contenida desde que tuve noción de éste caso y con la rabia de saber que aún hay personas como este señor o la jueza de Denia Laura Alabau, que siguen empeñándose en alienar y marginar de derechos a ciudadanos que los tenemos desde hace ya algunos años, solo me queda confiar en la justicia y esperar que esta condene al señor juez. Solo de esta manera, un futuro juez "rebelde" se lo pensará dos veces antes de practicar su propia "justicia homófoba".

2 comentarios:

Nils dijo...

este tipo da asco, que lo inhabiliten YA!

Skywalker dijo...

Qué buena entrada, quería yo hablar de éste tema y me parece ya ya lo has dicho tu todo...


Lo peor de esto es que habrá un montón de casos parecidos en los que las madres no denuncian...

Un saludo,