11 diciembre 2008

Los gays no serán bienvenidos en Eurovision

Imaginémonos por un momento una playa sin que brille el sol. Imaginémos un mar sin agua, una fiesta sin pastel de cumpleaños, una canción sin música, una sonrisa sin brillo en los ojos, un verano sin calor. No es lo mismo.

El alcalde de Moscú, ciudad donde tendrá lugar el próximo festival de Eurovisión ha dicho que los gays no serán bienvenidos. Juri Lushkov, que así se llama el autor de tan polémicas declaraciones quizás no sabe que la ganadora anterior a su país era lesbiana. Quizás tampoco sabe que la inmensa mayoría de seguidores, fans y espectadores del festival son homosexuales. El señor Juri quizás tampoco se de cuenta de que en el resto de Europa ya no hacemos distinciones entre seres humanos debido a su condición sexual. El alcalde de Moscú decididamente no tiene ni idea de que estamos en el siglo XXI y que no "dar la bienvenida" a un tipo de público que ha llevado a su país a la victoria de un festival, puede ser muy perjudicial para la imágen de su país.
Lamentables las declaraciones de un alcalde que quiere que su ciudad proyecte una buena imagen de modernidad y cultura respecto a Europa. "Pasadlo bien, pero no en las calles, plazas, marchas y manifestaciones... No permitiremos los desfiles gays". Modernidad, pero que esta no se vea. Que los homsexuales vuelvan al fondo del armario del que tanto les ha costado salir para quel pueblo ruso no se escandalize ante comportamientos "anormales". No, señor Lushkov. Los homosexuales no hacen de cada salida a la calle un desfile ni de cada evento una manifestación. Los homosexuales no viven "haciendo marchas" y vistiendo boas de plumas. Los homosexuales son personas como el resto de heterosexuales rusos de su país. Los homosexuales le llevaron al éxito eurovisivo y los homosexuales, lo quiera usted o no estarán presentes en Moscú el próximo 16 de mayo como cualquier otro tipo de público. Sean bienvenidos por usted y por los que piensan como usted o no, seguro que serán bienvenidos por el resto de Moscú, Rusia y Europa.

4 comentarios:

Nils dijo...

yo he flipado más con el modo (el 'no modo') de tratar la noticia de eurovision-spain.com, que siempre pasan de puntillas por el tema de la homosexualidad... hipócritas armarizados...

Oliver dijo...

No puedo con los rusos, ya lo dije en mi blog, son lo peor!!!
Desde cuando Rusia es un país europeo??????
Para cuando un muro de Berlín entre Rusia y Europa???
Sin gays no existe eurovisión, quién hará las coreografías? y los estilismos?
Saludetes

peibol dijo...

Anda que... Eurovisión sin público homosexual no es sino un karaoke venido a más. Estaría bien que no fueran ni vieran el festival ninguno de esos a los que tanto miedo tiene. Sería un fracaso absoluto.

Saludos a tí y a tus niños perdidos

A. Nónimo dijo...

yo este año mandaba de nuevo a los (ne)Nash vestidos de Agatha... :P