31 agosto 2008

De mal en peor...

Estos americanos, de mal en peor.

No contento con ser el menos "comentado" de la carrera presidencial, el republicano John McCain ha decidido "dar que hablar" eligiendo una mujer como su segunda. Hubiera sido una buena tactica para ganar el voto feminista que se perdió con Hillary Clinton; el problema es que creo que ha dado con la mujer equivocada. Sarah Palin tiene ideas propias del siglo XVIII. A la buena mujer, gobernadora de Alaska, no solo la aborrece la idea de abortar sino que además es partidaria de la pena de muerte, no partidaria del matrimonio homsexual.
Genial. Eramos pocos y parió la abuela, como se suele decir.
El problema es que quizás muchas mujeres la voten. Y estarán votando a la represión y a la supresión de libertades. Estarán votando a no poder decidir libremente a seguir adelante con un embarazo no deseado. Estarán votando al "ojo por ojo y diente por diente". Estarán votando a que a los homosexuales se les aplique un tratamiento "de segunda" y a que se les trate como seres humanos diferentes mediante la supresión de sus derechos.

Sarah Palin. Ha salido en todos los periódicos como la "fantástica" propuesta del lider republicano para ayudarle a dirigir el país. Gobernadora de Alaska, madre de cinco hijos, poca experiencia en política, 44 años y mujer. Pero, "fantástica" no sería el adjetivo con el que lo definiría tras leer sobre sus posturas ante el aborto, la pena de muerte y el matrimonio homosexual. "Retrograda" o "Primitiva" serían adjetivos más apropiados para la "primera dama" de John McCain.

2 comentarios:

PasaelMocho dijo...

Ya sé quién es Sarah Palin.

Me sigo quedando con Sara Dallin.

The Bücker Pilot dijo...

Ojo por ojo... y el mundo quedará ciego...