24 septiembre 2008

Del amor a la amistad

No siempre se puede pasar del amor a la amistad.
Pero no voy a exponer este argumento sin más. Voy a intentar razonar mi afirmación. Este razonamiento se debe en mayor parte al hecho de que en ciertas personas, puede haber sentimientos que nunca se vayan del todo. Particularmente en personas que se entregan totalmente y de una manera muy pasional. Si estos sentimientos no se terminan de ir del todo por mucho que uno se empeñe en borrarlos, jamás podrá verse al ser querido como un amigo como cualquier otro. Uno no puede salir "de copas" con una persona por la que ha sentido tanto, con la que ha vivido tantos recuerdos y en la que depositó tanto amor y tanta ilusión. No es posible irte de viaje y compartir experiencias y confidencias con alguien a quien tu corazón perteneció y cuyos defectos y virtudes conoces como si fueran los tuyos propios. Se puede quedar a tomar un café, eso si, pero nunca se le podrá ver como un amigo/a con el que compartir más que un simple rato en una tarde de domingo.

Sin embargo, en ciertos casos, bien porque los sentimientos no fueron tan fuertes y/o reales como debían haber sido o bien porque las personas involucradas si que tengan la capacidad de poder eliminarlos totalmente, si que se puede pasar del amor a la amistad. Es una fortuna. Y digo que es una fortuna, porque no hay nada más bonito que poder contar con alguien que ha formado parte de tu vida de una manera especial en un momento u otro, como uno de tus mejores amig@s. En estos casos, hay lazos de unión invisibles que jamás podrán ser destruidos.

Por todo ello, quería dedicar este post a Carolina, por comprenderme y entenderme, por estar ahí en cada momento y sobre todo por ser una gran Amiga además de una gran persona. Gracias.

Peter

6 comentarios:

Oliver dijo...

Esa es la asignatura pendiente de toda mi vida, aún hoy no he conseguido tener amistad con ningún ex, sé que suena chungo. Una vez acabada la relación, pierde el interés para mí. Soy así.
Saludetes.

dani dijo...

Completamente de acuerdo contigo Peter. Debe ser muy bonito mantener una amistad con alguien con el que tanto has compartido, pero confieso que yo, nunca lo he conseguido. Dicen que donde hubo fuego siempre quedan ascuas, y creo que soy demasiado vulnerable para oír o ver a mi ex con otros, aún cuando los dos estuvimos de acuerdo en dejarlo.

Gabriela dijo...

Si, es verdad.

Es verdad que si ha pasado algo con una persona, es muy difícil luego hacer a un lado lo que sintieron e intentar entablar una amistad sin ningun tipo de sentimiento que a veces interfiera.

Siempre algo queda en el recuerdo, por lo que no es muy facil hacer de cuenta que no ha pasado nada y mirarse como simples amigos.

Jeje.

Bue, te invito a que pases por mi flog si querés. ^-^

Que andes muy biem!! Saludos.

PD: me encanta la historia de Peter Pan (hasta me identifico con él en que.. no quiero crecer.. jejej). Bue, un beso. Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que es difícil. Pero se puede. Sólo hay que luchar (las dos partes!)
Después de una relación de 8 años,y dos años después, puedo decir que mi ex es uno de mis mejores amigos, y compartimos cafés, viajes, y casi todo. Eso si, tenemos muy claro lo que no puede hacerse, y con mucho cariño, sinceridad, y hablando (eso que ya casi no se hace), hemos apartado las ascuas, con esfuerzo, pero se ha hecho.

Y lo que queda en el recuerdo.. es eso, recuerdo, y mucho cariño, que al final es lo que cuenta.

Un saludo, Juanjo

The Bücker Pilot dijo...

Es muy complicado. Yo siempre dije que cuando te gusta alguien no debes caer en eso de "por lo menos podemos ser amigos". Eso es un engaño que sólo conduce a que lo pases peor. Si no puede haber más mejor olvidarse y a otra cosa mariposa.

Eso sí, siempre hay una excepción a toda regla; el tiempo puede hacer que la amistad surja en este tipo de relaciones. A mi me ha pasado con alguna ex.

Un cangrejo desde la Luna dijo...

Se puede, es cuestión de proponérselo.