09 septiembre 2008

La hipocresia en las aulas



Colegio SEK El Castillo.


Buenas tardes
Una vez mas, escribo un post de denuncia social.
Esta mañana, me encontraba yo paseando por Roma cuando me he acercado a un kiosko a comprar El Pais como cada vez que duermo fuera de Madrid que intento conseguirlo porque me gusta estar al tanto de lo que sucede en casa. Es un dia muy caluroso y agradable y esperaba que ninguna noticia en el diario me "chafara" el dia lo suficiente. Aparte de la derrota de Nadal ante el escocés Andy Murray, que ya sabia, no habia nada aparentemente que lo fuera a hacer. Bueno quizás, la noticia de los problemas financieros de Futura, ya que afecta a compañeros de profesion, entre ellos a uno al menos que conozco.
Me equivocaba. Al re-leer por segunda vez el periodico, descubrí algo que me llamó la atención. Se trataba del habitual articulo de Rosa Montero en la contraportada titulado: Prejuicios. En el, Rosa comenta como tiene dos amigas, trabajadoras, profesionales, reconocidas por su profesión, que se casaron en cuanto pudieron y la ley les permitió hacerlo. Por fin, serian iguales al resto del mundo. O eso creían. Tuvieron dos niñas mellizas y al decidir escolarizarlas eligieron un colegio de prestigio. Un colegio cuyos valores promueven la igualdad y se basan en valores humanisticos. Entre su ideales educativos esta la "no discriminación por razon alguna". Todo iba bien, y las niñas tenían plaza hasta que el colegio necesito una copia del libro de familia. Al volver de tramitar dicha copia, las niñas ya no tenian plaza en el colegio. Debian ser puestas en lista de espera. Sin embargo, dos conocidos de Rosa, si que pudieron escolarizar a sus niños de la misma edad que las mellizas dias mas tarde. El colegio no ha respondido a los emails de las madres, amigas de la colaboradora de El Pais, interesandose por su estado en la lista de espera.
El colegio es el colegio SEK El Catillo (San Estanislao de Kostka). Un caso mas desgraciadamente de hipocresia en un centro, que se supone deberia de educar y formar no discriminar y alienar. Lamentable si. Solo espero que estas madres o quien le corresponda hacerlo denuncien a esta institucion para que al menos, dejen de practicar la hipocresia en sus lemas e ideales.

2 comentarios:

The Bücker Pilot dijo...

Negarles una educación por la condición sexual -por decirlo de alguna manera- de su madre... es realmente de imbéciles. Había que denunciarlo públicamente y dejar el prestigio de esa "escuela" por los suelos.

Nils dijo...

Lo más extraño es que el portavoz del SEK ha dicho que no se explica cómo ha podido pasar ese suceso porque sus colegios tienen a bien presumir de su no discriminación. Igual abren expediente en el colegio y supongo que acabarán aceptando a las niñas aunque sólo sea por callar a la gente de Prisa, pero qué vergüenza que tengamos que estar aún así a estas alturas. GENTUZA!!! muy bueno tu blog!