08 octubre 2007

La tarjeta negra


¿Qué tienen solo 300 españoles y es comparable a la lámpara mágica del cuento de Aladino? Pues la respuesta a esta pregunta es muy sencilla: una tarjeta negra. Un trozo de titanio coloreado que les abre las puertas a todo lo imaginable. Su nombre es " La Centurion" (con acento en la u) y es un privilegio que muy pocos pueden conseguir. Esta tarjeta no la puede tener cualquiera. Las candidaturas son estudiadas microscopicamente y solo algunas, las mas rebosantes de dinero y posesiones consiguen acceder a ella. Solo personalidades como Brad Pitt, Bill Gates o en nuestro pais Amancio Ortega (el dueño de Zara) tienen una. Seguro que la señorita Paris Hilton tambien la tiene. Ser poseedor de este ansiado y codiciado "tesoro" abre muchisimas puertas, por no decir todas. Basicamente, el titular llama a un numero de telefono y pide lo que se le antoje. Un agente consultor de American Express le concedera su deseo. Sea cual sea y cueste lo que cueste. La meta es conseguir todo y cualquier cosa para los beneficiarios de esta tarjeta.
Os pongo un ejemplo publicado por "El Mundo":

"el señor Fernández –de segundo podría ser Tapias– llama al número 900 que American Express habilita para sus titulares Centurion. El cliente se identifica, da una clave y detalla el número de su tarjeta. Al otro lado del teléfono, y sin que hayan pasado más de 20 segundos, al señor Fernández le han pasado con "Peter Pan", su particular ángel de la guarda. Entre los dos pactan la agenda: por la mañana y en la urbanización de lujo donde vive el señor Fernández tres Mercedes de alta gama con sus respectivos chóferes recogerán sus maletas y las de su familia. Posteriormente acudirán a una tienda (que cerró sus puertas al resto de público) de la madrileña calle Ortega y Gasset y así comprar algo que ponerse. Más de lo mismo, pero en alguna lujosa joyería de la calle Serrano. Cuando lleguen al aeropuerto se olvidarán de los engorros y las colas de facturar maletas. Pasarán a la sala vip lounge –de las 450 con las que Centurion tienen acuerdo en todo el planeta– antes de embarcar en primera clase en un Airbus reluciente rumbo al aeropuerto de Schipol, Amsterdam. Tras el repostaje y la escala, despegarán hacia Johanesburgo, donde un equipo Centurion les espera. Unos Hummer 4x4 les conducirán hasta un Lodge de lujo acodado en una reserva cuajada de fauna. Pertrechados con carabinas y cananas que les suministra la gente de American Express, abatirán un par de piezas, montarán en globo, se relajarán en un spa con el agua sazonada de rosas rojas y contemplarán el atardecer en un yate con 12 tripulantes en la isla de Zanzíbar. Y lo que se les ocurra por el camino. A todo lo anterior se puede sumar una parafernalia de violinistas –o mariachis o ex compañeros de colegio– para que una pedida de mano al borde de las cataratas Victoria sea perfecta"

¿Qué os parece? Esto es a lo que se dedican los consultores del departamento de Lifestyle de American Express: a satisfacer todos los deseos, no sexuales, de los poseedores de esta elegante tarjeta crediticia. Lo mas extravagante o insospechado tiene cabida si se disfruta de la compañía de "La Centurion". A continuación podeis leer algunas de los "caprichos" reales mas extravagantes:

LOS CAPRICHOS QUE PAGAN CON LA CENTURION

-dos cachorros de la película “101 dálmatas” como regalo para los pequeños...
-Un loro que hable inglés durante un viaje a Rusia...
-Un chef francés que prepare en casa una tortilla liofilizada y deconstruida...
-Encontrar la sortija perdida de la esposa...
-Abrir la sección de deportes de unos grandes almacenes a las cuatro de la mañana…
-Un buzo que coloque el anillo de compromiso en el interior de un cofre...
-Dos sillas a pie de pista para ver a los Lakers...
-Hacer la cola para que J.K. Rowling firme su último libro...
-Un burrito para una niña que se aloja en un hotel de lujo...
-Recoger de casa las entradas olvidadas de la Eurocopa y entrar a tiempo en el estadio...
-El mejor palco para el concierto de Año Nuevo en Viena...

En fin, soñemos con algun dia por muy remoto que sea... al menos poder ver una, de lejos!

Buen comienzo de semana !

Peter

2 comentarios:

TENDER EPITHELIUM dijo...

Did you miss me, my dearest?!¿?

Here I am...

para cuándo esa Centurion para mí¿?¿?¿?jeje

Muakazossss

Little Dwarf dijo...

La información que te dan los little dwarfs veo que te es útil. Ya sabemos lo que es una Centurion. Por desgracia "peter pan" ese ángel de la guarda que al otro lado del teléfono hace cumplir todos los deseos del propietario de la tarjeta, no sabe operar sin american express. Es decir, cuando no se es un propietario de la maravillosa Centurion y sólo se busca un hombro para descansar la cabeza después de un mal día "peter" se vuelve a Nunca Jamás y a veces no se da cuenta que detrás de un teclado y una pantalla hay algún sentimiento...
El dinero no da la felicidad, pero una mirada, un gesto o una caricia te hacen ser la persona más feliz del mundo...
Esta noche dejaré la ventana abierta...