12 enero 2006

Brokeback Mountain


El sabado vi Brokeback Mountain. Sencillamente genial. Básica, simple, directa y limpia. Creo que esta película y el éxito que se llevará en los certámenes en los que está nominada supondrán un cambio inportante en la cinematografía y en algunos de los próximos guiones románticos y dramáticos venideros. Heath Ledger (nominado al globo de oro como mejor actor) y Jake Gyllenhaal bordan el papel de dos cowboys en el "oeste" americano hace algunos cuantos años. Se conocen y después de convivir durante una temporada el uno con el otro en una aislada montaña en la que se encuentran trabajando, surge una relación especial entre ellos que es el factor detonante de la potencia de la película. Brokeback Mountain habla de muchas cosas, pero sobre todo habla de la amistad,las tradiciones, el "que dirán", el hermetismo de la sociedad, la familia, las responsabilidades, y el amor. Un amor que no conoce de barreras ni de normas. Un amor puro y limpio que se gesta tras la convivencia y el trato y el cual es más fuerte que la naturaleza.Porque como bien transmite esta película,el amor es una fuerza de la naturaleza.
Ahora tan solo me queda esperar al día 16 a ver si a Heath le dan el globo de oro que se lo merece, y que con ello está película se convierta en un clásico.Un clásico como son muchas otras, y una película que narra una de las historias de amor más bellas jamás contadas. Ojalá todos tuvieramos una brokeback mountain en nuestras vidas...
¡Buen fin de semana!

P.S. ¡Ah! Y espero vuestros comentarios sobre la película en la parte de comentarios de este blog.

Peter

2 comentarios:

Secretos y mentiras dijo...

Ayer precisamente me bajé de la red las canciones de Brokeback Mountain. No vi la película de momento, pero la quiero ver en breve. Me llama la atención lo que se ha venido retrasando y las polémicas que ha suscitado sobre todo en USA en los estados llamados "conservadores" aunque, cabría de esperar. Como bien dices, el amor es una enorme fuerza de la naturaleza que nos influye día a día para bien o para mal, pero que siempre está ahí presente.

el informático... dijo...

yo tengo mushas ganas de verla. esperemos que sirva para bien y no para aumentar esa especie de "moda" que hay ahora con lo gay.